Quinto


número, verano/otoño del 2018. Exquisitamente diagramado y armado con ilustraciones originales e inéditas, esta edición incluye poesía, ficción y nuestro manifiesto político, en 40 páginas. Desde el 19 de enero, a la venta por $2.500 en:

  • Santiago, vía Librería Proyección, ubicada en San Francisco 51, a pasos de las estaciones Santa Lucía y Universidad de Chile. Atiende de 11 a 21 horas, de lunes a viernes.
  • Concepción y todo Chile, vía La Barricada, librería virtual. Para conseguir una copia, envíales un mensaje por Facebook o Instagram y en menos de lo que te comes un Kilate ya estarán coordinando la entrega o envío. También nos encuentras en Jotalibros, ubicada en Diagonal 1265, a pasos de Plaza Perú. Atiende de 9 a 12.30 y de 14.30 a 19.30 horas, de lunes a viernes.
  • Gran Valparaíso, vía entrega en punto a coordinar, enviando un correo a contacto@unpeloperdido.com o ubicándonos por cualquiera de nuestras redes sociales.

Además, puedes encontrar copias disponibles para lectura en sala a lo largo de la Carretera Austral, en las bibliotecas de Cerro Castillo, Puerto Río Tranquilo, y Caleta Tortel; y en la Biblioteca Viva del Mall Mirador Biobío, en Concepción.

NO FICCIÓN

Manifiesto

Por el equipo de Un Pelo Perdido.
Ilustrado por Rodrigo Gamonal y erboi.

Este lenguaje nos limita, pero jamás nos subyugará.

POESÍA

Deseo

Por Javiera Martín. (CC BY 4.0)
Ilustrado por María Maldite. (CC BY 4.0)

Tal como una cría ya cansada, aprenderé a guardar silencio.

POESÍA

¿En qué me transformé?

Por Daniela Ulloa. (CC BY-SA 4.0)

En qué me transformé, cuando la marcha se hizo fúnebre en el tiempo, y la brisa del mar se endulzó.

FICCIÓN

La inamovilidad de las piezas

Por Martín Huenupán. (CC BY-SA 4.0)
Ilustrado por Mauricio Avello. (CC BY 4.0)

En la siguiente escena, el espacio ha sido tomado violentamente por una casa. La casa extendida ante los cuerpos de los personajes, que hacen uso de ella, como último espacio de sus existencias. Los personajes; una familia, pero ¿qué familia? Una familia que crece se alarga, se trunca, tropieza y de boca desaparece, para volver a aparecer.

POESÍA

Barquitos suicidas

Por David Chandía. (CC BY 4.0)
Ilustrado por maje. (CC BY 4.0)

Entregamos, violentos, el cuerpo a la ceguera / Cuando los faros dispararon luz al camino que quedaba, a metros de la orilla.

FOTOGRAFÍA

Aquellos que fueron vistos bailando, fueron tomados como locos por quienes no pudieron escuchar la música

Por Daniel Araneda. (CC BY-NC-ND 4.0)

FICCIÓN

Falso documental

Por Boris López. (CC BY 4.0)

El ángel le dijo a C.P.V. que despertara, y C.P.V. despertó. El ángel le ordenó a C.P.V. que se levantara y C.P.V. obedeció. El ángel guió luego a C.P.V. a través de los pasillos de catacumba invertida del hospital, y C.P.V. siguió al ángel hasta que ambos se encontraron en la calle. En la calle C.P.V. se dio cuenta que era el último hombre en la tierra.

POESÍA

Pichilemu de 1999

Por Manuel Pérez Tapia. (CC BY 4.0)
Ilustrado por @alfpisces. (CC BY 4.0)

Pichilemu de 1999, una noche en la que el mar / nos lavó a todos del milenio que todavía no nos mata, / igual que una madre cariñosa / que lava las frutas que nadie comerá.

FICCIÓN

Examen de la obra de Benno von Archimboldi

Por Alejandro Arturo Martínez. (CC BY-NC-ND 4.0)

Archimboldi ha fallecido en México. Rumores en torno a su muerte han circulado durante una década tras la no publicación de ningún otro texto suyo en los últimos diez años. La editorial Bubis ha aprovechado los reportajes sobre la muerte del escritor como publicidad gratuita para promocionar su nueva colección de obras completas (en edición de bolsillo) que incluyen tres novelas póstumas.

POESÍA

Al borde de la catarsis

Por Sebastián Montesinos. (CC BY-SA 4.0)

(* gesto de algo pequeño usando el dedo índice y pulgar)

POESÍA

Derecho

Por Manuel Pérez Tapia. (CC BY 4.0)

Y que cortante me parece el insectario de las banderas del mundo. A los notarios santos se les cuenta con los dedos de una mano.

POESÍA

Nosotras las putas, nosotras

Por Natalia Des Champs. (CC BY 4.0)
Ilustrado por María Maldite. (CC BY 4.0)

Se puede ver a la muerte en los ojos de un ratón agónico / en el que comienza lentamente a hacer efecto el veneno, / al igual que en los ojos de una travesti indignada / tras enterarse que le cayó la sombra encima.

POESÍA

Reggaetón del macho deconstruido

Por Rocío Valenzuela. (CC BY-NC-SA 4.0)

Mi macho del siglo XXI / me agarra a ratos el cabello / y me implora con la mirada / que le baje la cremallera del pantalón

POESÍA

Carta número tres

Por Anjélica Arce. (CC BY 4.0)
Ilustrado por María Maldite. (CC BY 4.0)

Pero acaso perderse ajeno, o encontrarse roto. Cuerpo hilachado, fuese escándalo anárquico.

POESÍA

Secreto

Por Felipe Farias. (CC BY-NC-ND 4.0)
Ilustrado por erboi. (CC BY-NC-SA)

Recuerdo tu rostro pálido apoyado de costado sobre el piso de la cocina, / Las cerámicas blancas estaban frías y manchadas, / El viento se agachaba para entrar suave por la ventana entreabierta, / moviendo las cortinas en un baile lento, casi hipnótico.

NO FICCIÓN

El crimen de Rucapequén

Por Fernando Vidal Olmos. (CC BY 4.0)

En ese momento se me acerca y me abraza. Me dice que esté tranquilo, que ‘no vaya a hacer nada más’. Le dije que la había cagado y él pregunta por mi pistola, le digo que en mi pantalón; le saqué el cargador y se la entregué. Me sentaron al medio de la doble cabina... fueron los últimos minutos antes de que me pusieran las esposas en la comisaría.

FICCIÓN

Cristianización

Por Jonatan Carrera. (CC BY-SA 4.0)
Ilustrado por comeflores. (CC BY-SA 4.0)

Mientras era violada por unos españoles, se le escapaban uno a uno sus dioses.

POESÍA

Paseo

Por Cristóbal Araneda. (CC BY-NC-SA 4.0)
Ilustrado por Javiera Jeldes y Catalina Muñoz. (CC BY-NC-SA 4.0)

En esta caminata, lo hago eterno / huyendo de los recovecos que me abre cada esquina / vuelo, vuelo / tomo distancia de mi andar con cada paso / por los valles oscuros que abren los postes / valles como caminos de campo bajo una noche nublada