María Maldite (CC BY 4.0)
Enero 22, 2018

Deseo

No. 5, Poesía
1 minuto

Mi deseo cercenado y castigado
desde que busqué ansiosa en el pecho de una madre rota.
Liberar su fluido exclusivo,
succionando.

Fue ese mi comienzo sumiso
que anidó en mi cuerpo la falta.

Y si me preguntas
aún siento convertir mi anhelo en llanto
en una súplica forzosa
y negada.

Creyendo abismal nuestras distancias
agotaré mis quejidos,
y tal como una cría ya cansada
aprenderé a guardar silencio.

Creative Commons License

¿Qué te pareció?