alobos Life (cc by-nc-nd 2.0)
Enero 1, 2013

Santiago de Chile no es Chile

Por Jorge Larrañaga en No. 3, Poesía
1 min

Tres hombres y una mujer
con cáncer,
cinco trabajadores de la construcción
almorzando en la cuneta,
once cabezas de estatuas
cagadas por palomas,
siete mendigos
a medio morir saltando,
una iglesia
sin reconstruir,
ocho vendedores ciegos
a lo largo de la Alameda,
seis carros de maní
en el paseo Ahumada,
una jauría de perros
tras una perra en leva,
tres niños en coche
haciendo pataletas,
dos calles inundadas
con la lluvia poca,
un kilómetro y medio
de taco en la avenida,
cuatrocientos veintitrés
bocinazos por minuto,
quinientos cuatro chicles
pegados en la vereda,
doscientas treinta y ocho
parejas de la mano,
doscientas treinta y ocho
parejas disparejas,
treinta y tres mil cuatrocientas veinte
personas con terno,
treinta y tres mil cuatrocientas veinte
personas no contentas.

Santiago de Chile no es Chile,
Chile no es Inglaterra,
Inglaterra no es el centro del mundo
y el mundo… bueno,
el mundo es nuestra culpa.

Este texto es parte del tercer número de Un Pelo Perdido.

¿Qué te pareció?