Rodrigo (CC BY-NC-ND 2.0)
Enero 1, 2013

Plectro para Valdivia

Por Lucía Paz en No. 2, Poesía
1 min

Las calles de esta ciudad,
cuna de poetas,
orbe límpida y prístina y el Leviatán
se apoltrona con la voz susurrante que tienen las ciudades,
el misterio gozoso de lo que se sabe una
cuna
de
poetas,
mientras me trago ese cuento de la lozanía
imperturbable de Valdivia.

La historia es la vorágine de los pueblos,
mas mientras los adoquines emiten el sonido turbulento
de tacones aplastando su serenidad
Este germen de poesía me embelesa
con su río, su pasto y su cielo,
para terminar de ser tan mía como el
hemisferio izquierdo de mi cerebro.

Este texto es parte del segundo número de Un Pelo Perdido.

¿Qué te pareció?