Junio 11, 2012

La sugestión de un pelo perdido en un peinado que de otra forma hubiese sido perfecto*

Por Mark Leyner en No. 1, Relatos breves
1 min

Por Mark Leyner.

Él tiene una bomba en su auto. Lo enciende – el auto explota. Sale del auto. Abre el capó y hace una inspección superficial. Cierra el capó y vuelve al auto. Lo enciende. El auto explota. Sale del auto y cierra la puerta de golpe, enfadado. Patea el neumático. Se saca la chaqueta y se mete bajo el chasis. Se asoma. Se desliza afuera y se limpia la grasa de su polera. Se pone la chaqueta. Entra en el auto. Lo enciende. El auto explota, proyectando chatarra por los aires y destrozando todas las ventanas en varias manzanas a la redonda. Sale del auto y maldice. Llama a un servicio de remolque. Les da su número de miembro de la AAA. Remolcan el auto a una estación Exxon. El mecánico entra y lo enciende. El auto explota, demoliendo las fuentes de gas; el logo rojo y azul de Exxon que preside la estación queda como un globo colgado de un alambre. El mecánico sale. “Usted tiene una bomba en su auto”, dice. El hombre pone los ojos en blanco. “Eso ya lo sé”, responde.


*Título original: “The Suggestiveness Of One Stray Hair In An Otherwise Perfect Coiffure”. Traducción libre de Cristóbal Araneda. Publicado en la colección de microcuentos «My Cousin, My Gastroenterologist» (Harmony; 1990).

¿Qué te pareció?