Rolled poetry, por Brittney Buckley (CC BY-NC-ND 2.0)
Junio 10, 2012

Cantabit, vacuus coram, latrone viator*

Por Eliecer Cabrera en No. 1, Poesía
2 min

Dios ha muerto.
¿Quién podría remplazarlo?
El poeta, es
           un
       pequeño
                  DIOS.
Dios ha muerto.
¿Quién podría remplazarlo?
El poeta, es
           un
       humano
           -con un ligero problema – EXISTENCIAL.
Dios ha muerto.
¿Quien podría remplazarlo?
El poeta, es
           Un becerro
           buscando: Retour à la Croix-.
Dios ha muerto.
¿Quien podría remplazarlo?
El poeta,    resulto no-ser.
           Más que,
           un mamífero
                           feo, hediondo y chico.
El poeta
hoy, se pregunta:
                           To be, or not to be?
                    Si lo es,
        entonces,
ya lo fue.
                    Si no lo es,

Dios ha muerto.
                    ¿Y ahora?
¿Quién podría remplazarlo?

«¡ANIMALES DE LA GRANJA! Si logramos elevar al poeta hasta la divinidad, más fácil será cecinarlo. »
–George Orwell.

(*) «El viajero que no lleva nada cantará en la cara del ladrón.»
— Décimo Junio Juvenal (60-128)

¿Qué te pareció?